Páginas

miércoles, 27 de noviembre de 2013

"Propósitos low cost"


Como cada año, llega a a nuestros hogares la Navidad, en una ambiente gris para unos y en muchos otros incluso negro azabache, con un presupuesto ajustado o inexistente. Las familias no están por la labor de gastar en estas Navidades porque temen por su futuro y han reducido el gasto en todas las partidas, comida, regalos, ocio y tiempo libre.


En estas Navidades, época de muchos propósitos, en la que muchos de nosotros nos proponemos como objetivos; dejar de fumar (habito nada saludable), adelgazar o practicar algún deporte...eso sí, siempre a partir del Año Nuevo. 

Sin embargo, debido a nuestra mermada economía, no queremos gastarnos dinero en grandes equipamientos para la practica de ejercicio físico y para ello,  podemos realizar en nuestra propia casa abdominales, estiramientos o flexiones e incluso hacer tareas tan cotidianas como pasar la aspiradora, limpiar los cristales o subir las escaleras andando, en vez de utilizar el ascensor, incluso si estas actividades no nos parecen suficientemente "glamurosas" podemos  practicar del Yoga, Tai-Chí o Pilates, deportes que la única equipación que necesitamos es una esterilla y un poquito de voluntad .

Para los que los espacios les ahoga, se pueden realizar en la calle, cosas tan sencillas como andar, correr, saltar, andar en bicicleta o en patines, si dispones de ellos, porque la idea es no gastar. En numerosos parques de nuestras ciudades ya se cuenta con aparatos de fitness para adultos, con ello además de practicar deporte, disfrutaremos de algo tan sano como es el aire libre y puro.

Ni que decir tiene, que la Navidad es época de excesos, nos olvidamos por unos días de nuestro cuerpo y nos deleitamos con mesas llenas de comida rica en grasa y proteínas. 

Podemos sorprender a nuestros invitados y los de nuestra propia casa, con alimentos alternativos bajos en grasa. Por daros alguna sugerencia, se pueden realizar unas berenjenas asadas rellenas de verduras que proporcionan vitaminas y bajo contenido en  grasas. Una ensalada diferente, como añadiendo lechuga, escarola, tomates, nueces, fresas (fruta de temporada) y salsa de yogur aderezada con aceite de oliva, vinagra de Demona y sal, y para aquellos que sufren de hipertensión lo podemos sustituir con un chorrito de limón.

La Navidad en épocas de crisis, bajo la pespectiva Low Cost.