Páginas

lunes, 9 de diciembre de 2013

Los estiramientos: los grandes olvidados.


¿Sabemos que son y para que sirven los estiramientos?

Los estiramientos son una parte integrante de cualquier actividad física que ayudan a minimizar el riesgo de lesiones y es una de las mejores maneras de aumentar la flexibilidad alrededor la una articulación y músculos circundantes evitando que nos duelan al día siguiente de nuestra práctica deportiva.

Los expertos no se ponen de acuerdo en la duración y de cuando debemos realizar los estiramientos, si antes, después o en ambos casos.


Podemos diferenciar principalmente entre:
  • Estático: Consisten en estirar en reposo, se estira el musculo hasta una determinada posición y se mantiene durante 15 a 30 segundos. Implica estirar hasta el limite de lo confortable.
  • Dinámico: Consisten en estirar dando impulso pero sin exceder los limites de los estiramientos estáticos.
  • Activo: Es un tipo de estiramiento estático, consiste en estirar usando el musculo antagonista sin asistencia externa.
  • Pasivo: Es un tipo de estiramiento estático en el que ejerce una fuerza externa sobre el miembro a estirar.
  • Balístico: Es como el estiramiento dinámico pero forzando los limites de los musculares. Se realiza de forma rápida y con rebotes.
  • Isométrico: Es un tipo de estiramiento estático en el que los músculos implicados hacen fuerza en contra del estiramiento, se tensan los músculos implicados para reducir la tensión.
Hay muchos motivos por los que deberíamos estirar tanto al comienzo como al final de la actividad física, los podríamos resumir en los siguientes puntos:
  1. Aumenta la flexibilidad y coordinación de movimientos.
  2. Reduce la tensión muscular, relajando el cuerpo y mejorando nuestro bienestar general.
Un consejo: Cada persona que siga una rutina que considere mas adecuada para su organismo y le provoque mayor bienestar, siempre practicado con moderación y en el caso de tener una lesión, hable primero con su fisioterapeuta.